Pinturas naturales

Revestimientos y cerramientos de madera

MADERA EN EXTERIOR
MADERA EN EXTERIOR guias Livos
Proteger la madera como lo hacen los árboles

Cuando un árbol sufre un corte, las resinas oxidan al contacto con el aire y se forma un "apósito" protector.
Así actúan los aceites y lasuras LIVOS: penetran en la madera, aglutinan sus fibras, las refuerzan y protegen del agua.
La resina natural añade resistencia y durabilidad

Las lasuras LIVOS mantienen de forma duradera la belleza de la madera y garantizan la protección a la intemperie y a los rayos UVA. Todo ello, en una gama de bellos colores naturales.

Son de poro abierto, hidrófugas pero permeables al vapor. No se agrietan ni cuartean. Se distinguen por su elasticidad duradera: se adaptan a los movimientos de la madera y los cambios climáticos, incluso en climas adversos. Tanto su aplicación como su renovación es fácil. La protección contra la fotodegradación se consigue mediante pigmentos minerales que actúan como filtros de la luz solar, al tiempo que decoran la madera.

Las fachadas de madera, ya sean revestimientos de machihembrado o cerramientos de tablas, están muy expuestas a las inclemencias del tiempo. Sufren, además, dilataciones notables por cambios térmicos o de humedad. Para evitar desconchados, es esencial que la protección que se aplique ofrezca la máxima elasticidad:

- Imprimación con aceite que nutre en profundidad: en coníferas propensas al azulado, con la imprimación antiazulado ADAO; en maderas ricas en taninos, como roble o castaño, LINUS 233-Aceite de fondo para roble; en otros tipos de madera, con el aceite de fondo DUBNO.
- Acabado con la lasura para intemperie KALDET 281. Como alternativa, también pueden aplicarse directamente 3 manos de ALIS, sin imprimación previa.

madera en exterior - guias livos
Desenvolupat i dissenyat per Camaleon Webs - Web adaptat a dispositius mòbils